A la hora de viajar todos queremos las alternativas más baratas. Es quizás por esto que Ryanair, una aerolínea irlandesa ha ido ganando cada vez más terreno en el mercado. Sin embargo, esta aerolínea barata cuenta con un problema que no muchos conocen, y es que a la hora de intentar cancelar un vuelo de Ryanair las cosas se complican.

Y es que la aerolínea no deja en claro a simple vista cuál es la política de cancelaciones, por lo que en esta publicación te explicamos cómo cancelar un vuelo de Ryanair.

Cancelar un vuelo de Ryanair ¿Es posible?

Lo dijimos en un principio: Ryanair se vuelve complicado para los que no saben de su política de cancelaciones. Esta aerolínea no permite ningún tipo de cancelación sin importar cuál sea el caso.

Desde el apartado FAQ de la web, explican que no se puede cancelar un vuelo, sin embargo, siempre que haya disponibilidad es posible cambiar nuestro vuelo.

Además, la aerolínea fija como política la no devolución del dinero del boleto en el caso de que no se utilice el boleto. Por otro lado, si es posible reclamar las tarifas gubernamentales, aunque este proceso puede tomar algo de tiempo para el poco dinero que se va a recibir.

Para completar todo esto, Ryanair asegura que si la cantidad a reembolsar es menor al cargo administrativo no se realizará ningún reembolso, por lo que puede que nos quedemos sin un centavo de nuestro boleto al reclamar estas tasas.

En cuanto a cancelar un vuelo de Ryanair con seguro, la empresa asegura que es posible obtener un reembolso, pero solo si el vuelo es cancelado o tiene algún retraso de más de 3 horas.

¿Quieres saber cómo reclamar un vuelo cancelado? Te explicamos en este post.

¿Y entonces? ¿Pierdo mi dinero?

Viendo que no es posible cancelar un vuelo de Ryanair hay que buscar alternativas, y sí que las hay.

cómo cancelar un vuelo ryanair

La aerolínea nos permite realizar cambios a las fechas de vuelo, horarios o rutas del boleto siempre y cuando este cambio se realice unas 2 horas y medio antes de la hora de salida del vuelo.

Lo bueno de Ryanair es que, a pesar de contar con una política de cancelaciones bastante estricta, nos permite realizar cambios en nuestros viajes.

Incluso los nombres pueden ser cambiados, para que en caso de que no podamos usar el boleto se lo demos a un tercero para que lo pueda aprovechar.

Pero no tengo a quien darle mi billete ¿Qué puedo hacer?

Si no quieres tirar al basurero tu billete puedes aprovechar la posibilidad de cambiar el nombre del billete e intentar vendérselo a un tercero a un precio menor.

Perderás algo de dinero, pero al menos recuperarás gran cantidad de lo invertido.