¡Verano! Al fin es momento de descansar un poco, desestresarse, irse de viaje y olvidarse de todo lo preocupante, pero adivina qué, metes tu mano al bolsillo y no alcanza para que llegues a tu destino. Vamos, por eso no hay que detenerse, todo está en saber cómo viajar barato, y en este post te daremos algunos datos curiosos para que no dejes de disfrutar tus vacaciones, ya sea solo o en familia, tú continúa leyendo. 😉

Elige sabiamente tu destino

Si hay algo que debe quedar bien en claro, es que no todos los países tienen el mismo costo de vida. Por ejemplo, para vivir en España se requieren de al menos 1500€ mensuales para vivir en un vecindario normal sin lujos, mientras que si hablamos de Turquía, se necesitarían poco más de 500€ mensuales.

Es decir, que si visitamos España, requeriremos muchísimo más dinero en estadía y alimento, mientras que en Turquía gastaríamos una tercera parte.

La idea es elegir destinos bastante baratos y seguros. Sudamérica y Centroamérica son destinos increíbles que valen la pena visitar por muy poco dinero.

Reserva con tiempo

Una vez fijes un objetivo y una fecha, reservar con tiempo los lugares de alojamiento y actividades te permitirá viajar barato.

Escoge una temporada baja

Las aerolíneas tienen precios mucho más económicos durante temporada baja, por lo que tratar de viajar en temporadas que no sean vacaciones vendría de 10 para ahorrar mucho más.

Mientras menos conocido, mejor

Existen destinos que tienen muchísima popularidad, por lo que son más caros. En cambio, si eliges un destino con menor fama, podrás viajar barato sin esforzarte.

Transporte y alojamiento barato

viajar barato consejos

Lo más caro a la hora de viajar es la estadía y el transporte, por lo que si logras reducir los costes de estos un poco podrás viajar barato. En el caso de las aerolíneas puedes consultar la más económica (o viajar por tierra, si es cerca), mientras que para el alojamiento puedes probar a quedarte en una cabaña o reducir los costos al viajar en grupo.

Desde Airbnb puedes comprobar alojamientos económicos en tu destino. Con suerte, podrías pagar menos de 20 euros la noche.

Ahorra y ahorra más

La comodidad es genial, pero cuando andas corto de dinero, lo mejor que puedes hacer es reducirla un poco. Adiós taxis, hola transporte público, adiós comprar aparatos fuera, hola a llevar todo desde casa. 😉

Estos son solo algunos de los ejemplos más prácticos que puedes aprovechar para viajar barato.